Monegros Desert Festival

Vuelve el Monegros Desert Festival (y sabemos cuándo)

EL ESPAÑOL: Tras cinco años de ausencia, el mayor festival de música electrónica anuncia su regreso con una nueva edición

“Los Monegros son un ecosistema singular, maduro, único en Europa, cuya riqueza biológica ha demostrado ser excepcionalmente importante en términos cuantitativos y cualitativos”. De esta forma comienza el Manifiesto Científico de Los Monegros firmado en 1998 por hasta 500 científicos e investigadores. Este espacio único, ubicado en el valle del Ebro, es conocido por varias referencias, pero sobre todo por su festival.

Una de ellas se corresponde con la aparición del desierto en la película Jamón, Jamón, dirigida por Bigas Luna y protagonizada por actores de la talla de Penélope Cruz o Javier Bardem. Trasladándose del cine a la música, allí se celebra uno de los eventos de música electrónica más reconocidos del país. El Monegros Desert Festival regresa tras media década ausente. Aunque aún no se ha confirmado ningún artista, ya se conocen las fechas de su celebración. El último baile en el desierto.

El 1 de agosto es el día elegido para que la música vuelva a sonar bien alto en Monegros. En 2015, última edición, tuvo que suspenderse dos meses antes de la fecha prevista. Un año atrás el festival celebraba 20 años de vida. Probablemente la cita de este año sea la última que se celebre en el desierto, por lo que se espera que alrededor de unas 45.000 personas despidan por todo lo alto al entorno reflejado en el nombre del festival.

Juan Cruz y Arnau Lasierra, organizadores del festival, han anunciado para esta nueva entrega una producción jamás vista en la historia del festival. Recalcaban que no han regresado para ofrecer lo de siempre. 60 artistas pondrán música durante 20 horas al regreso de El Monegros Desert Fest.  Las entradas ya están en preventa y se ha anunciado la celebración de un tributo a las raves de principios de los 90’.
Luz verde tras la polémica

La última edición del festival estuvo cargada de críticas y polémica. La razón principal, incorporar al festival estilos como el hip hop o el drum & bass que se alejan de la electrónica más pura.

En 2015 se canceló la que iba a ser la edición del cambio. Un nuevo nombre y un concepto que trasladaría al festival hasta los orígenes de la música electrónica. El próximo 2020 comenzará un nuevo capítulo.